Alimentarse de Sueños

Ni mis padres ni yo imaginábamos que las tablas de plástico que me pusieron cuando apenas tenía 5 años, serían las herramientas perfectas para hoy cumplir miles de sueños y realizar tantas aventuras en la montaña invernal.  Dicen que aquéllos que tienen la suerte de colocarse dos tablas de esquí bajo sus pies desde bien pequeños son los que acaban teniendo un control total de sí…

Continuar leyendo
×

Carrito